Un nuevo año con un nuevo aprendiz

La semana pasada un miembro de la comunidad de Alagama inició su formación en agricultura en zonas desérticas.

 

Esta formación se imparte en la Misión que tiene la Comunidad misionera de San Pablo (MCSPA)  en Lobur. Desde el 2012, la MCSPA, la organización Brit Olam y el Centro de Desarrollo de Estudios Arava imparten formación a nomadas turkana.

 

Durante 6 meses, el participante de la comunidad de Alagama, como ya lo hizo el año pasado uno de Ngameriek, aprenderá y trabajará en una huerta modelo. Así, al finalizar el programa habrá aprendido sobre:

  • preparación de suelo y abonos,
  • control de pestes,
  • instalación y mantenimiento del sistema de riego por goteo,
  • preparación de alimentos,
  • alfabetización,
  • marketing
  • administración, entre otros.

 

A mediados de este año volverá a Alagama y con la ayuda de dos personas más de su comunidad pondrá en marcha un huerto en la Unidad Nutricional. Los frutos de este huerto permitirán complementar la alimentación de los niños y niñas que asisten cada día a la Unidad Nutricional. También permitirá que desde su corta edad se familiaricen con la agricultura, un verdadero cambio positivo y sostenible en la zona.