El agua es solo el principio: tres años más tarde

El Programa de acción integral contra el hambre en tres comunidades de Kokuselei llega a su fin. Han sido tres años de trabajo arduo pero muy gratificante junto a las comunidades de Ngameriek, Alagama y Ekurruchanai, donde adultos y niños fueron los protagonistas, las misioneras de la MCSPA ejemplo de trabajo, y el apoyo de instituciones y personas navarras fuente de motivación.

Cuando dimos inicio al programa a finales del 2016, veíamos el gran trabajo que quedaba por delante con ilusión. Sabíamos que estábamos con unas comunidades fuertes, trabajadoras y responsables; y que contábamos con un socio local capaz de potenciar las fortalezas de la zona y trabajar en los puntos de mejora.

 

Hoy, tres años más tarde, en las comunidades de Ngameriek, Alagama y Ekurruchanai cerramos con cero casos de desnutrición entre los 235 niños y niñas que cada día asistieron a los Centros Materno-Infantiles, en una zona donde esta realidad es todavía común[1]. Cerramos con tres huertos comunitarios en funcionamiento y produciendo frutas y verduras que aportan nutrientes necesarios para los niños y niñas, y que sirven además como fuente de ingresos para algunas familias de la zona. Cerramos con familias que muestran interés en los temas tratados sobre cuidados infantiles y trabajo comunitario; con infraestructuras que permiten una mejor higiene y alimentación de los niños y niñas (cocinas, almacenes, aulas-sombras y letrinas) y sistemas de abastecimiento de agua para estas y otras que favorecen una mejor producción de alimentos a nivel local (abrevaderos, riego por goteo).

 

 

[1]Informe sobre la situación nutricional en zonas áridas y semi-áridas en Kenia, julio 2019 (KENYA NUTRITION SITUATION OVERVIEW ARID AND SEMI-ARID AREAS, JULY 2019). El noreste de Turkana, donde se sitúan las comunidades del proyecto, está en una situación crítica extrema de Malnutrición, y se proyecta que se mantendrá así.