Hoy el el Día Internacional de la Lengua Materna
Es la primera lengua o idioma que aprendemos, y que suele ser el principal vehículo de comunicación para muchos a lo largo de nuestras vidas. En Kokuselei, la lengua materna de la mayoría es el turkana, hablada en 2009 por 989.000 personas en todo el territorio keniata. Para 593.000 personas, el turkana es la única lengua que conocen.

Es una de las 62 lenguas que se hablan en Kenia, junto al inglés y swahili, lengua oficial y nacional respectivamente.

Dentro del proyecto, los adultos de Ngameriek, Ekurruchanai, Alagama reciben la formación, talleres y atención médica en las clínicas móviles en turkana. Facilitando la transmisión de los conocimientos al resto de la comunidad en virtud de su fuerte tradición oral.  

Por su parte, los niños aprenden turkana en sus hogares, así, al llegar a los centros materno-infantiles solo hablan su lengua materna. Allí reciben formación básica, sobre todo en aspectos higiénicos en turkana a través de cantos.

En las escuelas de la zona (Riokomor Primary School, y Kokuselei Primary School), los niños recibirán formación en inglés y swahili. A pesar de no emplear el turkana en la enseñanza oficial, esta seguirá siendo su lengua principal de comunicación. Por ello es importante que no dejen de utilizarla, porque si no se perderían multitud de conocimientos que se han ido adquiriendo a lo largo de los años.

Además, la experiencia en la zona ha demostrado que, aunque aparentemente estos niños están en desventaja al entrar a la primaria sin apenas conocimientos de otras lenguas, el día que van a la escuela los niños aprenden una, dos o tres lenguas nuevas sin mayor esfuerzo.

 

El aprendizaje, aunque netamente oral, del turkana, permite a los más pequeños expresar sus pensamientos de manera coherente, resolver situaciones diarias a través del diálogo y, consecuentemente, ser más autónomos. Así mismo, facilita el aprendizaje y mejora las capacidades para el aprendizaje de otras lenguas, ayuda a la difusión de la cultura, tradiciones, valores de la región.

Es precisamente por estas razones que la UNESCO proclamó el 21 de febrero del 2000 como el día internacional de la lengua materna. Desde entonces cada año ponemos en valor la importancia de la diversidad lingüística y cultural y el plurilingüismo, incluso en aquellos territorios remotos como Turkana.